sexshop cordoba

Algunos sex shops de Córdoba duplicaron la cantidad de operaciones desde el 2020

Por Marcelo Lucero Fuente Hoy día Córdoba https://www.hoydia.com.ar/sociedad/83151-las-restricciones-impulsaron-la-venta-de-juguetes-sexuales.html

Impulsadas por las restricciones de la pandemia, las compras on line, y una mayor apertura para explorar la sexualidad, los sex shops cordobeses vieron repuntar sus ventas desde marzo de 2020. Al respecto, Dante Bertolina, de la firma “Sex shop Córdoba”, explicó en declaraciones a HOY DÍA CÓRDOBA que en la comparación interanual entre enero de 2021 contra igual período del año pasado registraron un aumento del 20% en las ventas, descontando los aumentos del dólar.

Esto es fundamental, ya que dicho comercio importa sus productos. “De julio de 2020 hasta abril (2021) fueron meses muy buenos”, amplió Bertolina, quien además consideró que el juguete sexual se volvió “esencial”. En la misma línea se manifestó Javier Chapuy, del local “Todos Tus Deseos”, dedicado a la venta de “sex dolls”, quien dio cuenta de un incremento en las comercializaciones del 37%.

Por su parte, Diego Otero, de “Sex Córdoba Shop”, destacó que las ventas se duplicaron comparando enero de 2020 y 2021, y que el confinamiento impulsó a los consumidores a “pensar más en la sexualidad”, por el hecho de pasar más tiempo en casa. A su turno, Mariano Rivadeo, de “Eclipsia Sexshop”, reveló que, durante el año pasado, les fue “muy bien” y coincidió con Otero en que “al estar la gente encerrada y pasar tanto tiempo juntos, probaron muchas cosas”.

Otra pata fundamental para el aumento en el rubro fue el comercio electrónico. Todos coincidieron en que el desarrollo de un sistema web ágil, completo y sencillo, acompañado de los mecanismos de entrega, fueron claves a la hora de incrementar sus operaciones. Otero estimó al respecto que el cliente local se anima cada vez más a comprar en negocios cordobeses a través de internet.

“Nosotros hemos estado atrás de detalles para mejorar el comercio electrónico”, recalcó Otero y agregó que a esto lo hacen para que el cliente “reciba el producto tal cual se lo ofreció”. En tanto, Rivadeo sostuvo que “gracias a la pandemia la gente se animó más a comprar on line”. Por otra parte, los medios de pago electrónicos y con tarjetas de crédito también impulsaron las ventas.

“Contamos con muchas formas de pago en las cuales tenemos tarjeta de crédito en las cuotas que quiera el cliente”, dijo Chapuy. Por último, el aumento de circulación de la información y la relativización del tabú sobre el sexo fue otro importante disparador para el sector. “La gente está mucho más abierta de la cabeza que otros años”, indicó Rivadeo. En la misma linea, Otero afirmó que “la gente “está pensando en cómo satisfacerse aún más, cómo hacer algo diferente en la pareja”.

Recargables y con conexión

Las ventas en los sex shops cordobeses se vieron fuertemente impulsadas por juguetes y elementos para la autosatisfacción personal, sin distinción de géneros. “Los succionadores o estimuladores de clítoris han sido el producto estrella, también los vibradores para pareja”, reveló Otero.

Por su parte, Rivadeo destacó la venta de “vibradores que se pueden controlar por internet, que funcionan a través de video llamadas”, los que fueron el producto destacado de su comercio. A continuación, Bertolina dio cuenta de una tendencia de los cordobeses a inclinarse por la compra de “productos recargables”, que no lleven pilas.

Con respecto a las muñecas, se incrementaron sus ventas de forma generalizada. Chapuy explicó que sus clientes “no toman a sus muñecas como un juguete sexual, sino como una compañía” y “les compran ropa, les hacen tatoo, las bañan, las sientan en el sillón de su sala de estar”.

Al contrario de lo que ocurre en los demás sex shops consultados por HOY DÍA CÓRDOBA, la mayoría de quienes concretan las compras son hombres (60%), aunque también se venden muchos muñecos a mujeres y parejas.

En tanto, en los sex shops que ofrecen variedad de productos, a las compras las concluyen las mujeres en un 65% de los casos, si bien con el tiempo esta tendencia es cada vez más repartida con respecto a otros géneros. Por otra parte, desde los sex shops consultados indicaron que existen varios perfiles de compradores entre los cordobeses.

La mayor cantidad de consumidores son los jóvenes de entre 25 y 40 años, aunque también existe un grupo reducido de mayores de 55 años que invierte gran cantidad de dinero en este tipo de productos.